Regreso

Yo siempre he dicho que a las ciudades hay que darles tres meses, también a Bogotá. Han sido días muy extraños y hasta ahora puedo decir que aterricé. Ayer fuimos a comer helado con Javier que de alguna manera siempre ha estado ahí, acolitándome todo. Nos encontramos por casualidad con Paula y con Diego, hablamos un poco del trabajo de ellos y nos contaron historias de profesores que han dado clase a reinsertados y otros que encontraron que la única manera de enseñar física a niñas de colegio, es relacionarla con cosas que realmente nos importan: medir la longitud de ondas que produce el amor y el desamor, por ejemplo. La gente inteligente y con una capacidad moral mucho mayor que la mía, me impresiona y siempre me ha gustado escuchar sus historias. La mayoría de mis amigos son así. Yo, en cambio, tengo que reconocer que soy un poco cobarde para salvar al mundo y encuentro otras maneras de entrar en él.

(voy a empezar a llevar mi cámara conmigo, ayer fue un día que me hubiera gustado fotografiar)

Advertisements
Explore posts in the same categories: General

One Comment on “Regreso”

  1. Diego Niño Says:

    Yo diría que los profesores, mas librar al mundo de las llamas, les dan la manguera a otros para que sean ellos los que apaguen el incendio…


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: