Carlos Cruz-Diez

Bailadores, fue realizada en el 2000

Si uno camina al frente de la obra, el color se mueve, cambia. Ésta tiene un titulo maravilloso: Bailadores, fue realizada en el 2000

María Inés es una de las personas que más lo conoce, fue de los primeros artistas que empezó a representar. La semana pasada me contaba la historia de Cruz-Diez, “es la historia de muchos” me decía. En los 60 se fue de Venezuela a buscar suerte en París en compañía de su esposa. El apartamento en el que vivían era tan pequeño que las primeras physicromies tenían que ser verticales para que cupieran en la escalera. Esas obras tempranas son los primeros intentos de juego con el color y del material. Muchos de ellos todavía en cartón intentando engañar el poco dinero que entraba.

Cruz-diez es un artista entre dos generaciones. Es por esa razón que escucharlo hablar es fantástico, se debate entre lo que su obra es y su tradición. Se dice a sí mismo pintor y describe sus piezas como cuadros, eso sí, aclara que ninguno de esos dos términos tienen que ser tomados al pie de la letra. Su obra, afirma, no es una referencia de la realidad en donde se puede encontrar algún tipo de representación de ella. No hay tampoco tergiversación como la hay en los movimientos modernos (pensando un poco en Picasso o en Dali) y mucho menos, está esa idea clásica de la pintura como medio para hacer eterna y estática una idea. Toda lo contrario, su obra rompe con ello, el intento de él es que se modifique a través del tiempo y para ello apela a la percepción del espectador. Es todo un acontecimiento, sin el juego de éste, no puede haber obra ¹.

Su claridad al escucharlo hablar es envidiable. Afirma que su obra es la creación de una única y nueva realidad, una realidad en sí misma que se genera por la luz y el movimiento a través de un soporte físico que vendría a ser el color y el metal. Conclusión que sólo pudo haber sido producto de una gran experimentación, recordándonos que el trabajo del artista tiene que ser el trabajo del inventor. Así como en el medioevo encontraron ese nuevo matiz azul, él debía, tal cual alquimista, encontrar la manera de poder pintar en metal sin tener que usar el típico procedimiento de sumergirlo en acido sulfúrico y así poner en peligro sus pulmones y los de sus ayudantes. La creación no es obra de una mano genial sino de un trabajo en equipo (Richard Serra decía lo mismo acerca de su trabajo, obras tan monumentales ya no pueden ser producidas individualmente).

Ahora hay una muy bonita retrospectiva de él en el Americas Society en NY. Fue allí donde lo escuché hablar. Algún día quisiera ver las intervenciones arquitectónicas que ha hecho (como aquella que hay en el aeropuerto de Caracas). “El arte debe volver a las calles, así como en los siglos pasados” fue una de las últimas cosas que dijo.

————–

¹ Arte situacionista lo llamarían los críticos.

Advertisements
Explore posts in the same categories: artistas

One Comment on “Carlos Cruz-Diez”

  1. mono Says:

    “El arte debe volver a las calles, así como en los siglos pasados” Últimamente he pensado mucho en esa frase, casi en esos términos. Cruz-Diez y Soto me gustan mucho. Bonita entrada, un abrazo.


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: